INICIO - Consejos
Consejos

Las 12 causas ASER – La dirección

Las 12 causas ASER – La dirección
28/02/2020

Reparar los componentes que intervienen en el sistema de dirección no solo requiere a profesionales expertos, sino también recambios y componentes de calidad. El conjunto de mecanismos que componen el sistema de dirección tienen la misión de orientar las ruedas delanteras para que el vehículo tome la trayectoria deseada por el conductor. El sistema de dirección es un sistema de seguridad con varios elementos principales sujetos a tener en cuenta. Por ello, debe estar en perfecto estado, ya que de él dependen otros elementos:

  • La alineación de las ruedas delanteras.
  • El desgaste uniforme de los neumáticos.
  • La estabilidad del vehículo, tanto en curva como al frenar

Pero también hay otros elementos del vehículo interrelacionados con la dirección, como el sistema de suspensión y los neumáticos. Cualquier avería o falta de mantenimiento en cualquier de estos sistemas puede afectar a los demás.

Para que el conductor no tenga que realizar esfuerzo en la orientación de las ruedas, a estas ruedas se las llama “directrices”, el vehículo dispone de un mecanismo desmultiplicador en los casos simples, especialmente coches antiguos, o un servomecanismo de asistencia. Este servo se sustituye por sistemas electrohidráulicos, eléctricos o electrónicos en los en los vehículos actuales.

La reparación de estos sistemas requiere conocimientos y equipos adecuados. Por ello, te recomendamos que acudas a un taller de confianza. Solo ellos te ofrecerán un nivel óptimo en el cambio de las piezas. Y, por supuesto, exige siempre marcas fabricantes de primer nivel, ya que son las únicas que cumplen los estándares originales, ofreciéndote seguridad, suavidad y precisión al volante.

  • Sistemas de dirección electro-hidráulica y de dirección totalmente eléctrica – Son más sofisticados, gobernados por unidades electrónicas y requieren de conocimientos y equipos adecuados.
  • Recambios provenientes de fabricantes de equipo original – Son garantía de calidad y funcionamiento adecuado.
  • Productos re-fabricados – Ahorran emisiones de CO2 en comparación con productos nuevos para su fabricación. Pero deben ser sometidos a procesos, estándares y controles de calidad, ya que gran parte del proceso es manual.
  • Re-fabricación de cremalleras y bombas de dirección – Deben estar realizadas por factorías que cumplan con los estándares originales, ya que solamente así se puede asegurar el mejor funcionamiento posible.
  • En las cremalleras de dirección, todos los componentes, excepto la carcasa principal y el eje, se reponen completamente nuevos. La carcasa principal y el eje se comprueban con sistemas sofisticados de láser. Cualquier defecto acaba desechando el componente.

Y recuerda …. Sigue las recomendaciones del fabricante sobre cuándo es momento de revisar el sistema de dirección.

Pero recuerda, si notas cualquier señal de advertencia acude con tu vehículo a tu taller de confianza. Esas señales pueden ser:

  • Ruido excesivo al circular en una zona de baches
  • Conducción molesta, temblorosa, con sacudidas
  • Rebotes excesivos
  • Volante desviado
  • Los neumáticos se desgatan de manera irregular

Y para saber más del sistema de dirección puedes consultar las “Lecciones de Confianza” o las “Historias basadas en hechos reales” de la plataforma “Elige calidad, elige confianza”.

(c) 2018 Copyright. Todos los derechos reservados.
Política de privacidad | Aviso Legal | Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies